jueves, 23 de septiembre de 2010

Tabula Rasa - Aportes a la teoría de la memoria

Historia de la memoria

Introducción
   Desde que el hombre empezó a hacer uso de la memoria para enfrentarse al entorno, tener una memoria excelente ha sido fundamental para destacarse entre sus pares, comunidades y puestos de importancia. No está claro el inicio de la teorización o sistematización de las ideas sobre la memoria. Sin embargo los primeros aportes hechos a este campo son atribuidos a los griegos, hace unos 600 años antes de Cristo.  Estos aportes nos pueden resultar pobres, ingenuos y hasta tal vez mágicos. Más aún puede llamarnos la atención si tenemos en cuenta que estos aportes provienen de personajes históricos de importancia en la historia del pensamiento.

Mezclas raras
   En el siglo VI a.de C., Parménides veía la memoria como una mezcla de luz y oscuridad o de calor y frío. Entendía que mientras esta mezcla no se alterara, la memoria sería perfecta. Si en algún momento la mezcla perdía equilibrio, se perdería la memoria o se producía el olvido. Diógenes de Apolonia en el siglo V a. de C., sugirió que la memoria era un proceso formado por acontecimientos que daban lugar a una distribución equitativa de aire en el cuerpo. Al igual que Parménides, pensaba que si se alteraba este equilibrio se producía el olvido.

Punto de partida
   Quien hizo un aporte más significativo a este campo fue Platón, en el siglo IV adC. Sería su teoría de la tábula rasa la que pondría un antes y un después en la concepción de la memoria. Decía que la memoria era como (típico de Platón, valerse de metáforas para explicar) una tablilla de cera donde se imprimían los caracteres (sensaciones) con un punzón. Daba por sentado que una vez impreso, esto permanecía así hasta que se iba borrando con el tiempo hasta quedar liza nuevamente. Esta superficie lisa es la que para platón correspondía al olvido por completo, este era el estado final del mismo proceso. Se sabe actualmente que la memoria y el olvido son dos procesos bien diferentes.

Trazos
   Luego de Platón, no mucho tiempo después realmente, Zenón el Estoico modificó sus ideas. Sostenía que las sensaciones lo que hacían en realidad era trazar sobre la tablilla de cera. Para Zenón la mente no se la podía ubicar con precisión en alguna parte del cuerpo. La mente era un concepto muy poco claro.

Precisión científica
   La introducción de una terminología más científica (adivinen) fue Aristóteles, a finales del siglo IV adC. Decía que el lenguaje utilizado hasta el momento no era preciso para explicar los aspectos físicos de la memoria. En su nueva terminología le atribuyó al corazón la mayor parte de las funciones que actualmente asignamos al cerebro. Se dio cuenta que las funciones del corazón estaban en parte relacionadas con la sangre y llegó a la conclusión de que la memoria estaba basada en los movimientos sanguíneos. Estaba seguro de que el olvido era la perdida gradual de la velocidad de estos movimientos. Además de esto hizo un aporte fundamental y aún en vigencia: las leyes de asociación de ideas.

La superioridad gris
   En el siglo III adC Herófilo introdujo a la cuestión los humores vitales y animales. Creía que los humores vitales o de orden superior eran los que daban origen a los humores animales, de orden inferior, entre los que se incluía la memoria, el cerebro y el sistema nervioso. Consideraba que estos humores tenían una importancia secundaria con respecto al corazón. Decía que la superioridad del hombre por sobre los animales era por el elevado número de pliegues que tenía su cerebro (circunvoluciones de la corteza cerebral). Lamentablemente Herófilo no daba ningún argumento para apoyar sus conclusiones.

El pulpo es uno de los animales más inteligentes, puede memorizar soluciones a laberintos y formas de otros animes que imita cuando se encuentra en peligro. Tomado de The Big Picture.

Helénicos  
   Los griegos fueron los primeros en buscar una base física y no espiritual para la memoria. Desarrollaron conceptos científicos y una estructura (cuidado con esa palabra) lingüística que contribuyó al desarrollo del estudio sistemático de la memoria. De unos a otros formularon y completaron la hipótesis de la tábula rasa, según la cual la memoria y el olvido son dos aspectos opuestos de un mismo proceso.


Tomado de un libro sobre la memoria y otro de Ramachandran.

4 comentarios:

Magatsu Kiba dijo...

y....griegos tenian q ser u.u

Mack Metropolis dijo...

Vamos por partes:
Parménides: su idea de equilibrio y de los opuestos antagónicos siento qu es tan actual y verdadero que no importa que tan científica pueda ser su teoría a los ojos de nuestros contemporáneos.

Platón: segun entiendo la memoria sería como un palimpsesto de las cosas que el alma conoció en el mundo inteligible antes de quedar encarcelada en el cuerpo terrenal. quien es el que escribe en la tabula? ese cuerpo perecedero?

Muy buena entrada...^^

Saludos amistosos!!

Bellis Causa dijo...

&%"!$&#"&%!!! Había escrito algo re copado pero quise poner la viste previa y se me fue todo a la &/"%!"!!

En fín, hacía referencia a la historia de Platón sobre las almas y el mundo de las Ideas, y de cómo el mundo de las Ideas era superior al mundo sensible. Platón contaba que las Almas, tratando de ver la verdad, se enfrentaban entre sí y al perder sus alas en las peleas caían a al Río del Leteo (el río del olvido), al caer allí las Almas perdían sus conocimientos. Por eso para Platón aprender es recordar, se aprende solamente aquello que ya se conocía y se había olvidado. El concepto de Platón de verdad es el de Aletheia, aquello que no se olvida, aquello que permanece en el recuerdo, en la historia.

Hay una frase del Martín Fierro muy buena sobre la memoria que mas adelante voy a publicar (en este comentario no, no quiero perder lo que escribi).

Saludos!

B.C.

Bellis Causa dijo...

"Es la memoria un gran don,
Calidá muy meritoria;
Y aquellos que en esta historia
Sospechen que les doy palo,
Sepan que olvidar lo malo
También es tener memoria."