miércoles, 7 de diciembre de 2011

Descanso en la oscuridad


Unas semanas atrás estaba hablando con una amiga y escuchando música. Después leí algunos artículos sobre agujeros negros y lo importante que son para la formación de galaxias ya que se convierten en centros gravitatorios. Así que a pesar de ser muy destructivos para algún sistema planetario pueden ser fundamentales para un hogar de sistemas solares. Además la charla que tuve con mi amiga fue sobre lo agradable que es para mi dormir a oscuras. En la más negra oscuridad posible. Y sin pensarlo mucho escribí lo que van a leer a continuación.

Cristal de cenizas
Donde hubo fuego el humo se eleva sobre el corazón de los hombres. Entristecido el brillo del sol y ennegrecida la mirada de los habitantes. Caminaron más allá de su aldea en busca de un nuevo brillo, de algún viento dorado que apagara sus tardes de melancolía. Se apresuraron a regresar con un pesado carbón que resplandecía sus ambiciones. Traían en sus manos el cristal que atrapaba la luz y brillaba en los ojos. El chamán de la aldea predijo que sobre sus vidas ya los dioses, habían hablado. Y era tan oscuro el destino como el humo. El viejo chamán abandonó la aldea vacío de esperanzas. Lo hizo aún sabiendo que cargaba con el mismo destino.
Miles de años más tarde regresó el espíritu del hombre antiguo, del que alguna vez fue chamán de ellos, y vio que solamente quedaban las cenizas de su querida aldea. La oscuridad de la tristeza lo envolvió por completo. En la más cerradas y absolutas oscuridades. Perdido en la noche de los tiempos se hizo polvo de estrellas. De las estrellas que no alumbran. Nada volvió a brillar. Nada ha podido escapar al brillante ojo de cristal de los dioses.
Laith McGregor: Holy.
Les dejo este enlace para que revisen un poco sobre el asunto de las singularidades. ESO. Me  encanta visitar ese sitio. Les recomiendo que se suscriban.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Pinche grooby

Es una estupidez de vídeo y además de eso no está en la filosofía de este blog publicar vídeos. Pero una vez no le hace daño. Además se trata del autor de este blog. Era la hora de dormir una siesta pero me volví a la oficina para adelantar trabajo (así de municipal soy). Puse el agua para unos mates y prendí la cámara para ver cómo estaba de dormido mi rostro. Fue entonces cuando se me ocurrió dejarla prendida y ver qué salía. La parte donde estoy sin ropa y bailando la macarena no puedo ser adaptada a contenido familiar.
La descripción dice: No sé por qué hice este vídeo.
Me arremango y desprendo la camisa porque preparar el mate y tomar mates es cosa seria. Cosa de hombre porque además no tiene azúcar. (?)

[La música no me pertenece. Los derechos de autor de la música son de la banda Archie Bronson Outfit y la canción se llama Hoola, lo he usado sin su permiso y espero que no me demanden.]

Espero que se rían.

lunes, 24 de octubre de 2011

Análisis grafológico de mi letra

Hoy le pedí a un especialista en grafología que estudiara mi letra. Se está dictando un curso en perito grafológico en el Campus, lugar donde trabajo. Por curiosidad le lleve mi libreta llena de dibujos y anotaciones de todo tipo. Estos fueron sus comentarios.

A penas miró mis notas dijo: se nota que usas mucho la intuición y la razón en igual medida. Analizas a las personas pero jamas lo decís para no herirlas porque te importa lo que sienten los demás (creo que eso lo vio en cómo uso los márgenes). Sos una persona transparente, no escondes nada, como te ves y mostrás es como sos. Lo siguiente que dijo es que soy equilibrado en lo espiritual, físico e intelectual. Porque las palabras llevan la misma proporción y la separación entre las letras es constante. Además lo dijo porque habían dibujos de personas y el cuerpo era proporcionado. Pero señaló que me guardo mis emociones para mi solo y las comparto con las personas que yo admito. Notó en las letras T P F y G que mis principios de vida son inquebrantables. En la G minúscula me dijo que tengo una líbido muy alta y siempre bajo el control de lo racional. No me dejo llevar por las pulsiones sexuales a menos que yo quiera. En la letra S minúscula noto que no soy tacaño y que estoy dispuesto a dar de mi dinero sin esperar que me lo devuelvan, pero tampoco soy una persona que despilfarre. Entre otras cosas dijo que tengo muy en claro mi objetivo e idealizada mi vida lo que me da seguridad y cuida mi autoestima. Por el modo en que uso las hojas soy una persona que vive para ser libre y no acepto que me digan cómo pensar. Porque me lleno de tristeza y decepción cuando aparecen ataduras. En las H dijo que le doy más importancia a lo que hago con el tiempo que con el espacio. No impongo mis principios a nadie, son muy fuertes pero estas dispuesto a negociar con los demás para que haya paz. Eso dijo, además de que soy adaptable. De mi firma dijo que soy modesto y no me gusta aparentar. Que a pesar de la carga cultural de mi familia y tradiciones yo voy a estar por delante de eso. Y mi familia en un segundo lugar porque quiero dejar mi marca personal. También me dijo que busco una chica que sepa entender mi libertad y que sea capaz de contenerme pero al mismo tiempo que me deje contenerla. Por los dibujos que hice me dijo que una vez que me decepciono con alguien ya no hay vuelta atrás. Me dijo que me curo solo de los problemas emocionales y no le pido ayuda a nadie aunque podría hacerlo. Eso lo dijo porque practico mucho las lineas rectas y las curvas. Soy capaz de terminar con lo que me proponga a pesar de que pierda el entusiasmo. Me esfuerzo por estar bien, mirando en cómo llevo una linea de extremo a extremo de la hoja con respecto a una oración. Siempre voy a mantener distancia con los demás para no faltarles el respeto ni ellos a mi, eso lo vio en las letras que no se tocan entre sí o lo menos posible.  Tengo un problema con mi pasado, porque hago la letra O circular como debe ser pero 'pinchada' hacía dentro. Eso quiere decir que me reprocho por no haber hecho algo o por haber sufrido una gran decepción de la que me siento culpable. 
Y muchas cosas más, pero con eso alcanza para ilustra lo interesante que fue.

Les dejo alguna de las páginas que usó para estudiar la letra.






Espero que al menos se hayan reído de mis dibujos.

[Agregado el 28 de octubre]
Se me pasaron algunos detalles que ahora les voy a comentar. El trabajo de grafología está hecho por Raúl que es quién dirige el Centro Multidisciplinario de Grafología. Tiene una experiencia que garantiza sus observaciones. Además de lo que conté debo agregar algunas cosas más.
Sobre el modo en que uso mi anotador dijo que soy una persona que vive y disfruta de la libertad, ya que no me rijo por lo establecido sino que yo pongo mis propias reglas. Esto según el modo en que voy usando el anotador, algunas veces para la izquierda otras para la derecha, del lado del anillado o del margen contrario. En cualquier caso una vez que empiezo no cambio de opinión. Sobre las letra J dijo que tiendo a ser desconfiado de la gente, porque están dibujadas hacia la derecha, pero entre medio la D y algunas otras T están centradas o 'tiradas' a la derecha. Eso quiere decir que soy cauteloso con otros pero estoy dispuesto a conocerlos pero una vez que tomo confianza soy muy abierto. Re marcó mucho sobre el modo de libertad que vivo, no tengo ataduras y mis bases familiares son tan firmes que no importa en donde esté siempre voy a actuar igual.

Creo que con eso lleno los espacios vacíos e inconsistentes de cuando publiqué este post.

Muchas gracias por leerme y por sus comentarios.

martes, 27 de septiembre de 2011

El Otro y yo


Ocurre cada mañana y cada tarde en donde tratamos con personas. La brutalidad y el trato osco de quienes tenemos que atender. Sin saberlo aparentan un nivel cultural que no tienen. Grave error cometería si dejara a estas personas en evidencia. Prefiero no dejarme llevar por la prepotencia que tienen, y ocuparme de resolver el problema. La necesidad de aparentar algo que sin dudas no son. Son las clases sociales que no deberían existir en una república como la definió Montesquieu. Son sus vicios los que me impresionan. Actitudes inútiles que solamente logran complicar las relaciones, por ejemplo la soberbia al recibir a alguien, la petulancia de profesionales mediocres, la arrogancia de chicos que a duras penas han terminado el secundario y se conducen como si fuesen parte de un show de televisión.

Pueden decirme que son quejas de un viejo acartonado. También podrían decirme que es un mal que ha corrompido a todos los sectores de la sociedad. A mi no me sirve el consuelo de tontos porque es un mal de muchos. Se ha enajenado el trato entre personas. Se levantan barreras que no existen y se separan en grupos de estado terminal. No pretendo una queja porque no hay quién la reciba. Pero sí al menos recordar que hay instituciones ocupadas en formar ciudadanos y en deformar seres humanos. En pocas palabras, centros de deformación social.

La pregunta obvia es, ¿cuál es la normalidad si somos todos deformes? El trato humano entre las personas, más allá de todo aspecto que me aleje del otro. Hay algo que siempre vamos a compartir hasta en los tramites más insignificantes. Del otro lado de una función o trabajo, de un teléfono o una pantalla hay otra persona. No existen reglas básicas para el trato. Existen reglas impuestas por la misma sociedad que corrompe el lazo básico. Ese respeto entre pares que no existiría por fuera de su condición artificial.

Zombie Economics,  ©Edward Kinsella.
Todo esto lo digo porque estuve leyendo el libro Tristes Trópicos de Claude Levi-Strauss, donde describe cómo se fue degradando y destruyendo al punto del exterminio de las comunidades aborígenes del Brasil. Considerados por los europeizantes como gentes sin valor a los que debían eliminar para ocupar sus tierras (¿les suena Sarmiento y el gauchaje?). También porque leí una nota del Le Monde de este mes donde se relata cómo pretendió Henry Ford crear una colonia estadounidense en medio de la selva. Hoy sólo quedan las ruinas y la contaminación. Por imposición y abasallamiento de un sistema económico explotador; se perdieron culturas a las que les tomó miles de años establecerse. Hoy tenemos los despojos con un maravilloso resultado: nos han deshumanizado, nos han separado en estratos y vivimos felices así.

Estos planteos surgieron a causa de una llamada de teléfono que atendí en la mañana. Una señora que no podía pronunciar bien mi nombre pero exigía seriedad de la institución. Las causas pueden ser tan diversas como también obvias. Lo que sí me dejó pensando es por qué ha resultado casi un patrón social esa conducta. Tal vez mi explicación está expiando a la responsabilidad personal de cada uno por conducirse en forma amable. Pero no lo creo en cuanto es bien visto esa formalidad exagerada y desde una posición social que no tiene esa persona ni que existe. Es lo que llamo un buen trabajo. Han hecho un excelente trabajo para separarnos, fragmentarnos y destruirnos si es necesario unos contra otros.

Los extraterrestres no vienen de otros planetas. Somos nosotros mismos que dejamos este mundo para volver alienados. Ya no podemos ver en el Otro a nosotros mismos. No es lo que tengo en común, lamentablemente, tiene más valor lo que me diferencia del Otro.

jueves, 15 de septiembre de 2011

Impasse

Me está costando escribir algo coherente para publicar. No he dejado de escribir. Pero sí he dejado de escribir lo que normalmente publico. Me he dedicado a tomar notas de los libros que leo. Lo que importa acá es que debo volver a publicar lo que están habituados a leer. Ideas mías tal vez, reflexiones, preguntas, etcétera. Por otro, lado paso muchas horas trabajando en la investigación y estudiando para sacar materias. Aprobar me aporta el aliciente intelectual al igual que me provoca escribir algo para este blog. He estado aprobando y teniendo muy buenos resultados en la investigación. Pero ya no escribo en la computadora como antes, ahora lleno hojas de mi libreta. Creo que le quedan unas veinte y voy a necesitar una nueva. He leído muchos libros y empezado otro montón más. A veces no termino de leerlos, porque no me satisfacen, o no me parecen interesantes como lo era en un principio.
Summertime de Pascal Fellonneau
Tengo demasiadas ideas para escribir algo. Pero cuando empiezo a darle forma me doy cuenta de todo lo que me falta para formar una imagen al menos precisa de lo que quiero decir. Se necesita documentar e investigar tanto que si no lo hiciera podría caer en la mediocridad sin darme cuenta. Mi objetivo es ser bueno escribiendo. Qué quienes me lean lo disfruten. Si no soy capaz de hacer eso, es mejor esperar hasta que vuelva a producir textos 'publicables' con la misma frecuencia de antes. Además de eso quiero tener un buen nivel, mejor dicho, un excelente nivel. Pero es bien sabido que la perfección es enemiga de la realización. A pesar de eso, no estoy preparado para hacer un texto al nivel que quiero. Porque sé que soy capaz de hacerlo. Me va a llevar tiempo alcanzar ese nivel. Y tampoco es para perder la calma, esto no es más que un blog flotando a la deriva entre otros millones de blogs desconocidos y accesorios.

sábado, 20 de agosto de 2011

Permitido - Prohibido

Me gustaría, como normalmente hago, plantear algunas preguntas a mis amigos lectores. Tal vez como una guía irónica. Es acerca de la decisión. Sartre dice que el hombre (Dasein) se hace decidiendo; porque está condenado a ser libre. Ocurre que las decisiones que tomamos están dentro de un marco cultura y económico. El actual que domina el mundo, porque domina y no hay otra alternativa inmediata, es el sistema capitalista, cultural y económico. Nos crea un mundo donde podemos habitar lejos de la neurosis y ansiedad de tener que decidir. Construimos una libertad sometida a lo permitido. Protegida de lo prohibido.

Fotografía de Miriam Sitchinavi

Se miran las películas que hay que ver, se come lo que hay que comer, se lee lo que hay que leer & so on. Les doy unos ejemplos. Se está protegido de no tener que ver Harry Potter, se está protegido de no tener que leer la saga de Crepúsculo, se está protegido de no tener que comer azúcar. Y al mismo tiempo se está permitido creer lo contrario. Es la falsa idea de libertad. No se está esclavo de la libertad. Se está esclavo de la sensación de libertad. ¿Cuántas personas conocen que vivan una libertad inauténtica?
Entonces, las preguntas son estas. Puede que contengan afirmaciones, pero espero haberlas despejado de toda falacia argumentativa.
¿El consumo nos libera?
¿Es la decisión un consumo necesario de algo?
¿Qué ocurre cuando empezamos a consumir de nosotros mismos?

sábado, 28 de mayo de 2011

Una nueva colonización

He notado algunas cosas que me han llamado mucho la atención con respecto a los medios masivos de comunicación, pero sobre todo con la televisión. En ese ir y venir de ideas me surgió una pregunta muy simple. ¿Qué va a ocurrir cuando la televisión sea superada en audiencia por la cantidad de gente conectada? O poniendo lo mismo de otra manera, la gente que solía estar mirando televisión estará conectada invirtiendo su tiempo de ocio con otros contenidos. Un tipo de contenido muy distinto al que están acostumbrados los productores televisivos y los creativos publicitarios.

Antes y ahora
Me atrevo a proponer que no falta mucho para que la televisión quede en un segundo lugar como le ocurrió a la radio cuando llegó la era del TV. Pero no me atrevo a preguntarme qué será el próximo reemplazo de internet. Por ahora me preocupan otras cosas. Por ejemplo ¿cómo harán las empresas y Estados para decirle a las personas lo que tienen que pensar, lo que tienen que consumir, lo que deben comprar para ser exitosos?
Les doy un ejemplo de lo qué me refiero. Este blog es mío, el contenido lo produzco yo, lo edita una amiga y está alojado en los servidores de Google®. Cuando entran saben más o menos qué se pueden encontrar, si les gusta lo que escribo van a volver a visitar este blog. Sino les gusta se van y eventualmente se olvidarán. Tarde o temprano encontrarán a alguien que genera contenidos de su agrado. Pero ninguna empresa me dice qué no debo decir ni el Estado me puede controlar en lo que digo. Es casi como la libertad que describe Isaiah Berlin en Cuatro ensayos sobre la libertad. Isaiah determina dos tipos de libertad: la libertad positiva y la libertad negativa.

Fotografía de Helen Korpak: Universos Paralelos.

Costos de publicar y acceso a publicar
Muchas personas que comparten ideas en internet de diferentes maneras: blogs, vídeo notas, fotografías, ilustraciones, etc. Es decir que toda persona que tenga una conexión a internet con una tasa de transferencia aceptable, puede subir contenidos. Muchos sitios ofrecen alojamiento gratuito, y si no el costo de tener un sitio web personal es muy bajo (al rededor de los 20 dólares al año para comprar al menos un giga byte de espacio). Los buscadores indexaran el sitio y con algunas palabras claves empezarían a llegar lectores a nuestro sitio. Sino compartiendo con nuestros amigos en las redes sociales, aunque en muchas redes sociales disponemos de espacios para subir nuestro propio contenido.

Colonización
Volviendo a las preguntas que me hice, surge una que me da escalofríos, ¿cómo se las van a arreglar las empresas para poner publicidad en esos sitios? ¿Cómo hará el Estado para colonizar la mente de sus ciudadanos y aprehenderlos con la ideología 'correcta'? Las empresas y gobiernos están ante un verdadero problema: controlar lo que decimos en un mundo que es virtual.

Los primeros pasos
No me cabe la menor duda de que la elite de intelectuales (como la define Antonio Gramsci) de estas empresas y estos gobiernos ya están trabajando en este asunto. Tal vez lo hagan directa o inderectamente, como ocurrió con la Ley de Cinde en España y las intenciones actuales de Francia, Venezuela, Chile y Brasil para controlar lo que se publica en internet. Por otro lado empresas como Google, Microsoft, Amazon y otras están experimentando en el marcado con productos que favorecen a su marca por sobre las otras. Sino fijense en las notebooks a muy bajo costo con sistema operativo desarrollado por Google. De alguna manera estaría siendo condicionado el modo de acceder a la información por un conjunto de personas con intereses privados.

Propuesta
No quiero parecer paranoico y creer haber descubierto una conspiración, para nada. Se trata de las reglas de juego más simple en nuestra cultura de mercancías y necesidades de significado. El escenario está cambiando y pregunto qué ocurrirá dentro de pocos años. En resumen, les dejo planteadas las preguntas a ustedes (mis queridos lectores). ¿Cómo harán las empresas para vender sus productos a través de internet cuando la televisión ya no tenga el impacto que tiene? ¿Cómo harán los Estados para controlar la acracia en sus ciudadanos si ellos podrán elegir en lo que quieren poner su tiempo? Piensen.

miércoles, 25 de mayo de 2011

Mis tres éxitos

Tengo un archivo con tres carpetas reales. No son de computadora o algo virtual. Tiene un membrete donde está mi nombre 'TADEO' así en mayúsculas como mi firma. Una de ellas es de los logros académicos, títulos, cursos, posgrados, etc. Otra es de los logros laborales, pasantias, recomendaciones, contratos, proyectos concluidos, etc. Y la tercera es la más gorda. Está llena de papeles sin ningún orden: boletas, facturas, tickets, tarjetas, cuentas bancarias, resúmenes, etc.
Si se midiera el éxito por el tamaño de cada carpeta la de gastos y consumos es la ganadora. Cuando guardo tickets de las compras que he hecho o las boletas del banco me pregunto qué es lo que soy. A veces me pregunto si eso confirma que soy un buen miembro de esta sociedad de consumo. O si voy a poder comprarme tal ropa o un libro que vi en internet. No, tal vez ahorre para viajar.

El problema es que esa carpeta parece estar insatisfecha. Cada mes debería crecer un poco más. Comprar algo nuevo, ¿en cuotas o en efectivo? ¿Por qué parece estar mal hacerse preguntas sobre el consumo? Es más fácil tener una pensamiento maniqueo sobre la vida en relación al consumo. Parece estar mal hablar de esto. Pero no, no está mal. El dinero no es malo, el consumo tampoco. Tal vez los bancos, pero ese es otro cantar.

Pintura al óleo de Alex Roulette.

Según el médico que me atiende hace años, el éxito de un profesional está dado por el modelo de su auto. Asco. Lo estuve pensando. Tiene toda la jodida razón. Para él el éxito es eso. ¿Por qué no? ¿Quién le va decir lo contrario? Es estúpido pensar que está equivocado...o completamente equivocado. Es viudo, sus hijos viven a dos días de distancia en micro o a trescientos dólares de avión, es panzón, está pelado, nunca le entendí cuando me decía de qué estaba enfermo pero siempre me curó. ¿Qué auto tiene? Uno de este año, nuevo, reluciente, con una patente de las nuevas. Si lo pensamos en términos de tribu de la pre historia, él sería un chaman con fetichismo por los animales de transporte.

Después recordé que las dos carpetas anteriores están para que la tercera crezca lo más posible. No nos engañemos. El acceso material es parte del éxito como especie biológica para subsistir. Y finalmente recuerdo lo que me dijo un buen amigo: no sólo somos seres biológicos, también somos seres sociales, seres espirituales y racionales.

Medir el éxito de una persona por sus posesiones materiales está mal. Pero no está completamente mal. Es un fragmento de la historia. Tal vez para nuestra sociedad actual sea el fragmento más brillante.

viernes, 29 de abril de 2011

Siempre

Había estado en esa calle, conocía de algún lugar esa pintura vieja en las paredes. El día estaba seco como siempre estaba en las siestas. Las veredas con hojas amarillas de los árboles de mora. Parecía que en la calle Lencinas siempre era otoño. Con esas casas viejas, con miles de fantasmas que nos inventamos para darnos miedo. Él era todo lo urbano que conocí en mi vida de niño. Él tenía todas las cualidades que siempre quería tener. Lo admiraba. Fue mi primer contacto con el mundo fuera de mi familia. Él era una aventura. Eramos niños, no más de 10 años y hacíamos todo lo que se nos antojaba: trepar árboles, jugar con el agua sucia de la acequia, armar nuestro propios autitos con motores electricos y pilas. Darle la vuelta a la cuadra era una odisea, nadie sabía si volveríamos cuando doblábamos la esquina. Jugábamos en el mismo club al basquet e íbamos a la misma colonia de vacaciones. Ambos soñábamos con ser expertos en electrónica y con andar todo el día en skate.
Yo tenía 19 años y cumplíamos el mismo día. Pero ese año sería la última vez que cumpliríamos años juntos. No lo veía hacía unos 2 años, pero eso no importaba porque los dos estábamos vivos y siempre nos prometíamos vernos. Habíamos hecho elecciones diferentes en la vida y nos alejamos, pero siempre cuando nos veíamos volvíamos a ser Roddy y Teddy jugando en la calle Lencinas. Aún cuando pasara mucho tiempo, nos abrazábamos fuerte como aquella vez que nos despedimos porque me iba a vivir a Misiones. La vida nos separó en distancia, pero su muerte nos separó para siempre.

Fotografía de Jocelyn Catterson.


Anoche soñé con él. Lo encontré mientras recorría los recuerdos de mi infancia. Doblé por una esquina que pocas veces nos atrevíamos a visitar, seguí las manchas de una pared que me era familiar. Crucé una puerta de madera rota que había visto alguna tarde de invierno jugando a la escondida. Estaba ahí, como si supiera que iba a llegar. Sonrió y se rió con la agudeza que lo diferenciaba."¿Cómo hiciste para encontrarme?" me preguntó. "Siguiendo nuestros recuerdos compartidos" le contesté. Se veía como una persona de mi edad, con el mismo corte de pelo que usó las últimas veces y con la alegría contagiosa que siempre tuvo. "No te preocupes, -dijo- estoy bien, no me fui a ningún lado". Nos abrazamos fuerte, no lo podíamos creer. "¿Por qué lo hiciste?"; "Porque no soportaba la angustia, ya no podía más." me contenstó. "Ahora sabes cómo encontrarme, podes venir cuando quieras". Y nos quedamos mirando cómo dos niños se ponían a jugar a la pelota con arcos hechos con trozos de ladrillos. Así se inicio nuestra amistad.

miércoles, 20 de abril de 2011

El fruto prohibido

Para Gregor no había necesidad de revisar sus resultados. Estaba claro. Era un milagro y punto. Era una revelación del Creador a través de la simpleza de una planta de arveja. Pero para un hombre deciencia era el momento de tomar una postura y formular la hipótesis. No se cuestiona la fe para un creyente, sí se cuestiona la ciencia porque la ciencia lo requiere así. La hipótesis pasó las pruebas. Ahora no tenía dudas de su observación, pero tampoco dudó del Creador. Dudó del hombre. ¿Por qué necesita a la ciencia para conocer la naturaleza? Se preguntó mientras repetía como mantra sus rezos de completas antes de dormir. ¿Cómo era posible que el hombre necesitara de una planta de arvejas para demostrar que su religión más poderosa, la ciencia, era correcta? Estuvo preocupado por varios días en esta idea mientras elaboraba el informe con los resultados del experimento. Hasta que un día de iluminación espiritual llegó a su razón y entendió su angustia. El hombre eligió rechazar ver el rostro del Creador directamente. El hombre tomó en sus manos la fruta de la planta prohibida: la ciencia. Pero el hombre no es el Creador. El hombre ahora necesita de la ciencia para creer en lo que ve. Y con gusto la planta prohibida va a tomar la forma que necesite el hombre. La ciencia se convirtió en el calabozo del hombre. Entendió ese día Gregor que el hombre daría un paso en dirección contraria a donde está el Creador. Se afligió, pero también entendió que era inevitable. Era el legado de esa elección. Pero su fe no se perdió, porque fue el Creador quien le dio la planta de arvejas para que pudiera experimentar y no la ciencia.
Fotografía de Simon Stock.

Gregor Mendel demostró con su experimento de la transmisión de características comunes de padres a hijos por herencia, descubrió esto observando esta transmisión entre arvejas de diferentes colores y realizando cruzas entre ellas. Mendel fue un hombre religioso y de ciencia también. A veces la fe y la ciencia cruzan sus caminos, el trabajo de Gregor dio origen a la ciencia de la genética. Ahora se necesita de la ciencia para ver a través de la naturaleza el rostro de su propio Creador.