sábado, 28 de mayo de 2011

Una nueva colonización

He notado algunas cosas que me han llamado mucho la atención con respecto a los medios masivos de comunicación, pero sobre todo con la televisión. En ese ir y venir de ideas me surgió una pregunta muy simple. ¿Qué va a ocurrir cuando la televisión sea superada en audiencia por la cantidad de gente conectada? O poniendo lo mismo de otra manera, la gente que solía estar mirando televisión estará conectada invirtiendo su tiempo de ocio con otros contenidos. Un tipo de contenido muy distinto al que están acostumbrados los productores televisivos y los creativos publicitarios.

Antes y ahora
Me atrevo a proponer que no falta mucho para que la televisión quede en un segundo lugar como le ocurrió a la radio cuando llegó la era del TV. Pero no me atrevo a preguntarme qué será el próximo reemplazo de internet. Por ahora me preocupan otras cosas. Por ejemplo ¿cómo harán las empresas y Estados para decirle a las personas lo que tienen que pensar, lo que tienen que consumir, lo que deben comprar para ser exitosos?
Les doy un ejemplo de lo qué me refiero. Este blog es mío, el contenido lo produzco yo, lo edita una amiga y está alojado en los servidores de Google®. Cuando entran saben más o menos qué se pueden encontrar, si les gusta lo que escribo van a volver a visitar este blog. Sino les gusta se van y eventualmente se olvidarán. Tarde o temprano encontrarán a alguien que genera contenidos de su agrado. Pero ninguna empresa me dice qué no debo decir ni el Estado me puede controlar en lo que digo. Es casi como la libertad que describe Isaiah Berlin en Cuatro ensayos sobre la libertad. Isaiah determina dos tipos de libertad: la libertad positiva y la libertad negativa.

Fotografía de Helen Korpak: Universos Paralelos.

Costos de publicar y acceso a publicar
Muchas personas que comparten ideas en internet de diferentes maneras: blogs, vídeo notas, fotografías, ilustraciones, etc. Es decir que toda persona que tenga una conexión a internet con una tasa de transferencia aceptable, puede subir contenidos. Muchos sitios ofrecen alojamiento gratuito, y si no el costo de tener un sitio web personal es muy bajo (al rededor de los 20 dólares al año para comprar al menos un giga byte de espacio). Los buscadores indexaran el sitio y con algunas palabras claves empezarían a llegar lectores a nuestro sitio. Sino compartiendo con nuestros amigos en las redes sociales, aunque en muchas redes sociales disponemos de espacios para subir nuestro propio contenido.

Colonización
Volviendo a las preguntas que me hice, surge una que me da escalofríos, ¿cómo se las van a arreglar las empresas para poner publicidad en esos sitios? ¿Cómo hará el Estado para colonizar la mente de sus ciudadanos y aprehenderlos con la ideología 'correcta'? Las empresas y gobiernos están ante un verdadero problema: controlar lo que decimos en un mundo que es virtual.

Los primeros pasos
No me cabe la menor duda de que la elite de intelectuales (como la define Antonio Gramsci) de estas empresas y estos gobiernos ya están trabajando en este asunto. Tal vez lo hagan directa o inderectamente, como ocurrió con la Ley de Cinde en España y las intenciones actuales de Francia, Venezuela, Chile y Brasil para controlar lo que se publica en internet. Por otro lado empresas como Google, Microsoft, Amazon y otras están experimentando en el marcado con productos que favorecen a su marca por sobre las otras. Sino fijense en las notebooks a muy bajo costo con sistema operativo desarrollado por Google. De alguna manera estaría siendo condicionado el modo de acceder a la información por un conjunto de personas con intereses privados.

Propuesta
No quiero parecer paranoico y creer haber descubierto una conspiración, para nada. Se trata de las reglas de juego más simple en nuestra cultura de mercancías y necesidades de significado. El escenario está cambiando y pregunto qué ocurrirá dentro de pocos años. En resumen, les dejo planteadas las preguntas a ustedes (mis queridos lectores). ¿Cómo harán las empresas para vender sus productos a través de internet cuando la televisión ya no tenga el impacto que tiene? ¿Cómo harán los Estados para controlar la acracia en sus ciudadanos si ellos podrán elegir en lo que quieren poner su tiempo? Piensen.

miércoles, 25 de mayo de 2011

Mis tres éxitos

Tengo un archivo con tres carpetas reales. No son de computadora o algo virtual. Tiene un membrete donde está mi nombre 'TADEO' así en mayúsculas como mi firma. Una de ellas es de los logros académicos, títulos, cursos, posgrados, etc. Otra es de los logros laborales, pasantias, recomendaciones, contratos, proyectos concluidos, etc. Y la tercera es la más gorda. Está llena de papeles sin ningún orden: boletas, facturas, tickets, tarjetas, cuentas bancarias, resúmenes, etc.
Si se midiera el éxito por el tamaño de cada carpeta la de gastos y consumos es la ganadora. Cuando guardo tickets de las compras que he hecho o las boletas del banco me pregunto qué es lo que soy. A veces me pregunto si eso confirma que soy un buen miembro de esta sociedad de consumo. O si voy a poder comprarme tal ropa o un libro que vi en internet. No, tal vez ahorre para viajar.

El problema es que esa carpeta parece estar insatisfecha. Cada mes debería crecer un poco más. Comprar algo nuevo, ¿en cuotas o en efectivo? ¿Por qué parece estar mal hacerse preguntas sobre el consumo? Es más fácil tener una pensamiento maniqueo sobre la vida en relación al consumo. Parece estar mal hablar de esto. Pero no, no está mal. El dinero no es malo, el consumo tampoco. Tal vez los bancos, pero ese es otro cantar.

Pintura al óleo de Alex Roulette.

Según el médico que me atiende hace años, el éxito de un profesional está dado por el modelo de su auto. Asco. Lo estuve pensando. Tiene toda la jodida razón. Para él el éxito es eso. ¿Por qué no? ¿Quién le va decir lo contrario? Es estúpido pensar que está equivocado...o completamente equivocado. Es viudo, sus hijos viven a dos días de distancia en micro o a trescientos dólares de avión, es panzón, está pelado, nunca le entendí cuando me decía de qué estaba enfermo pero siempre me curó. ¿Qué auto tiene? Uno de este año, nuevo, reluciente, con una patente de las nuevas. Si lo pensamos en términos de tribu de la pre historia, él sería un chaman con fetichismo por los animales de transporte.

Después recordé que las dos carpetas anteriores están para que la tercera crezca lo más posible. No nos engañemos. El acceso material es parte del éxito como especie biológica para subsistir. Y finalmente recuerdo lo que me dijo un buen amigo: no sólo somos seres biológicos, también somos seres sociales, seres espirituales y racionales.

Medir el éxito de una persona por sus posesiones materiales está mal. Pero no está completamente mal. Es un fragmento de la historia. Tal vez para nuestra sociedad actual sea el fragmento más brillante.