sábado, 28 de mayo de 2011

Una nueva colonización

He notado algunas cosas que me han llamado mucho la atención con respecto a los medios masivos de comunicación, pero sobre todo con la televisión. En ese ir y venir de ideas me surgió una pregunta muy simple. ¿Qué va a ocurrir cuando la televisión sea superada en audiencia por la cantidad de gente conectada? O poniendo lo mismo de otra manera, la gente que solía estar mirando televisión estará conectada invirtiendo su tiempo de ocio con otros contenidos. Un tipo de contenido muy distinto al que están acostumbrados los productores televisivos y los creativos publicitarios.

Antes y ahora
Me atrevo a proponer que no falta mucho para que la televisión quede en un segundo lugar como le ocurrió a la radio cuando llegó la era del TV. Pero no me atrevo a preguntarme qué será el próximo reemplazo de internet. Por ahora me preocupan otras cosas. Por ejemplo ¿cómo harán las empresas y Estados para decirle a las personas lo que tienen que pensar, lo que tienen que consumir, lo que deben comprar para ser exitosos?
Les doy un ejemplo de lo qué me refiero. Este blog es mío, el contenido lo produzco yo, lo edita una amiga y está alojado en los servidores de Google®. Cuando entran saben más o menos qué se pueden encontrar, si les gusta lo que escribo van a volver a visitar este blog. Sino les gusta se van y eventualmente se olvidarán. Tarde o temprano encontrarán a alguien que genera contenidos de su agrado. Pero ninguna empresa me dice qué no debo decir ni el Estado me puede controlar en lo que digo. Es casi como la libertad que describe Isaiah Berlin en Cuatro ensayos sobre la libertad. Isaiah determina dos tipos de libertad: la libertad positiva y la libertad negativa.

Fotografía de Helen Korpak: Universos Paralelos.

Costos de publicar y acceso a publicar
Muchas personas que comparten ideas en internet de diferentes maneras: blogs, vídeo notas, fotografías, ilustraciones, etc. Es decir que toda persona que tenga una conexión a internet con una tasa de transferencia aceptable, puede subir contenidos. Muchos sitios ofrecen alojamiento gratuito, y si no el costo de tener un sitio web personal es muy bajo (al rededor de los 20 dólares al año para comprar al menos un giga byte de espacio). Los buscadores indexaran el sitio y con algunas palabras claves empezarían a llegar lectores a nuestro sitio. Sino compartiendo con nuestros amigos en las redes sociales, aunque en muchas redes sociales disponemos de espacios para subir nuestro propio contenido.

Colonización
Volviendo a las preguntas que me hice, surge una que me da escalofríos, ¿cómo se las van a arreglar las empresas para poner publicidad en esos sitios? ¿Cómo hará el Estado para colonizar la mente de sus ciudadanos y aprehenderlos con la ideología 'correcta'? Las empresas y gobiernos están ante un verdadero problema: controlar lo que decimos en un mundo que es virtual.

Los primeros pasos
No me cabe la menor duda de que la elite de intelectuales (como la define Antonio Gramsci) de estas empresas y estos gobiernos ya están trabajando en este asunto. Tal vez lo hagan directa o inderectamente, como ocurrió con la Ley de Cinde en España y las intenciones actuales de Francia, Venezuela, Chile y Brasil para controlar lo que se publica en internet. Por otro lado empresas como Google, Microsoft, Amazon y otras están experimentando en el marcado con productos que favorecen a su marca por sobre las otras. Sino fijense en las notebooks a muy bajo costo con sistema operativo desarrollado por Google. De alguna manera estaría siendo condicionado el modo de acceder a la información por un conjunto de personas con intereses privados.

Propuesta
No quiero parecer paranoico y creer haber descubierto una conspiración, para nada. Se trata de las reglas de juego más simple en nuestra cultura de mercancías y necesidades de significado. El escenario está cambiando y pregunto qué ocurrirá dentro de pocos años. En resumen, les dejo planteadas las preguntas a ustedes (mis queridos lectores). ¿Cómo harán las empresas para vender sus productos a través de internet cuando la televisión ya no tenga el impacto que tiene? ¿Cómo harán los Estados para controlar la acracia en sus ciudadanos si ellos podrán elegir en lo que quieren poner su tiempo? Piensen.

5 comentarios:

Facundo Ariel dijo...

Futuro=Fahrenheit 451

Y si no es así supongo que las empresas podrán vender sus productos haciendo tratos con los host de contenidos para que la publicidad figure si o si. Y alguna que otra artimaña judicial -de estas nuevas que salén ahora en asuntos de información en línea- para que el adblock plus no se pueda usar xD. Yo haría eso si fuera empresario, que querés que te diga...

Por parte del Estado, lo mimos que la respuesta anterior:P

Un abrazo mi post apocalíptico hermano!

Mack Metropolis dijo...

Anoto cosas que me surgieron mientras leía:
Entre los países que nombraste que apuntan al control de internet te faltó Alemania que hace no mucho su corte sacó un par de fallos controvertidos.

Yo creo que el tema de internet es el anonimato en primer lugar, las múltiples posibilidades que te da que parecen no tener fronteras y el vacio legal principalmente.

En mi caso yo ya he reemplazado la tv por internet, el tiempo que pasaba frente a la tele equivale al de conexión de estos momentos.

Respecto de la publicidad cada día crece más en internet, no creo que ese sea precisamente un problema para el consumo.
Es más si te fijas en sitios como youtube no sólo aparece el chivo en forma de rectángulo en la parte inferior sino que mientras carga el video otra publicidad ocupa la pantalla completa. :S
no sé si fue clara mi explicación de arriba, pero estoy segura de que vas a entenderme :P y si no es así, te sentirás satisfecho porque ocupé un gran espacio escribiendo cosas sin sentido, pero para el ojo desprevenido parece importante la cuestión.

No sé si cerré la idea(últimamente no sé nada), y no tengo muchas ganas de releer. Me despido

Saludos amistosos!

Mack Metropolis dijo...

http://www.mdzol.com/mdz/nota/299638-las-redes-sociales-son-claves-a-la-hora-de-comprar/

no sé si corresponde a esta o a la otra entrada, pero miralo.

Tadeo dijo...

He estado pensando bastante en el tema, además de los comentarios que han dejado acá me han llegado críticas, comentarios y sugerencias por otros medios. Los voy a tomar para llegar a una nueva conclusión.

El concepto de publicidad va a dejar de ser el que conocemos: masificado y sensorial. (Esto es una inferencia prospectiva mía y en parte ya casi es un hecho) Por ejemplo, cuando entramos en la red social de nuestra preferencia la compañía que da el servicio ya tiene un perfil de consumidor de cada persona y no de cada usuario, que son cosas distintas. En un post futuro voy a desarrollar la diferencia. Entonces las publicidades son específicas e informativas: te muestran lo que es muy posible que te interese y te dan datos del producto. Pero por otro lado, existe un fenómeno llamado 'ceguera publicitaria'. Un ejemplo, el lector habitual de cierto diario on-line sabe -consciente o inconscientemente- en donde se encuentran los espacios para publicidades. Ergo: su cerebro los evita porque no contienen información útil. Parece que estoy inspirado en el trabajo de Pavlov, pero no, se trata de teoría de la información. Uhm...ahora que lo pienso esto me va a quedar muy largo. Trunco acá y lo dejo para un próximo post.

Cada vez encuentro más difícil respetar la regla auto impuesta de 'no superar las 500 palabras por artículo'.

Una acotación más. Estados como Francia (de derecha neoliberal) y China (régimen socialista), cada uno a su manera, trabajan en cómo controlar a sus ciudadanos en el mundo virtual. Esto quiere decir (es mi lectura) que los Estados de corte totalitario en nombre de un supuesto bien común están dispuestos a quitar la libertad a sus ciudadanos. La potestad de expresarse libremente se está mudando. Insisto, es mi lectura.

Bellis dijo...

Muy bueno lo que escribiste.

Yo pienso que los publicistas de alguna manera se las van a ingeniar, éso ténelo por seguro. Además creo que la TV e Internet, si los miramos a muy grandes rasgos no son tan distintos, ya que se tratan de medios sobretodo visuales (posiblemente la TV tengo un factor audio- de mayor peso que internet). Los banners ya existen (hoy tenés publicidad en youtube cosa que antes no había) y además hay páginas que se visitan con mucho más frecuencia que otras, pensá en Google, aunque el Estado y las empresas no intervengan tu blog, el hecho de que en el buscador (que hay uno que es muchísimo más importante que los demás) aparezcan primero otros sitios ya es una forma de controlar hasta cierto punto la opinión.

Siempre hay gente con mayor poder de difusión, incluso en el medio gráfico tenés diarios de millones de ejemplares y volantes de la facultad que los lee, en comparación, muy poca gente.

Te voy a etiquetar en una mini editorial que escribió Leandro Oberto sobre un tema parecido que es la sobresaturación de la información. Según él, hoy hay tanta libertad de expresión porque a nadie le importa que la verdad sea oída, total hay tantas mentiras dando vueltas que es muy dificil reconocerla.

Hecha la ley, hecha la trampa.

Saludos,
B.C.