sábado, 20 de agosto de 2011

Permitido - Prohibido

Me gustaría, como normalmente hago, plantear algunas preguntas a mis amigos lectores. Tal vez como una guía irónica. Es acerca de la decisión. Sartre dice que el hombre (Dasein) se hace decidiendo; porque está condenado a ser libre. Ocurre que las decisiones que tomamos están dentro de un marco cultura y económico. El actual que domina el mundo, porque domina y no hay otra alternativa inmediata, es el sistema capitalista, cultural y económico. Nos crea un mundo donde podemos habitar lejos de la neurosis y ansiedad de tener que decidir. Construimos una libertad sometida a lo permitido. Protegida de lo prohibido.

Fotografía de Miriam Sitchinavi

Se miran las películas que hay que ver, se come lo que hay que comer, se lee lo que hay que leer & so on. Les doy unos ejemplos. Se está protegido de no tener que ver Harry Potter, se está protegido de no tener que leer la saga de Crepúsculo, se está protegido de no tener que comer azúcar. Y al mismo tiempo se está permitido creer lo contrario. Es la falsa idea de libertad. No se está esclavo de la libertad. Se está esclavo de la sensación de libertad. ¿Cuántas personas conocen que vivan una libertad inauténtica?
Entonces, las preguntas son estas. Puede que contengan afirmaciones, pero espero haberlas despejado de toda falacia argumentativa.
¿El consumo nos libera?
¿Es la decisión un consumo necesario de algo?
¿Qué ocurre cuando empezamos a consumir de nosotros mismos?