viernes, 20 de enero de 2012

Doce cosas que no se enseñan en la escuela acerca del pensamiento creativo

La artista Camila Leon durante su proceso creativo.

Por Micheal Michalko.

1. Tu eres creativo. El artista no es un tipo especial de persona,  cada uno de nosotros es una forma particular de artista. Cada uno de nosotros nació como un pensador creativo y espontaneo. La única diferencia entre las personas que son creativas y las que no lo son es una simple convicción. Las personas creativas creen que son creativas. Las personas que no creen ser creativas, no lo son. Una vez que un conjunto particular de ideas se haya instalado en ti, te interesarás más en la búsqueda de las habilidades para expresar tus creencias e identidad. Es por esto que las personas que creen que son creativas se vuelvan creativas. Si tu crees que no eres creativo, entonces no hay necesidad de aprender cómo convertirte en creativo. Lo cierto es que creyendo que no eres creativo te excusas de intentar cualquier cosa nueva. Cuando alguien te dice que él no es creativo, estas hablando con alguien que no está interesado ni hará ningún esfuerzo para ser un pensador creativo.

2. El pensamiento creativo es trabajo. Debes tener la pasión y la determinación para sumergirte a ti mismo en el proceso de creación de nuevas y diferentes ideas. Así es que debes tener paciencia y perseverar contra todas las adversidades. Todos los genios creativos trabajan apasionadamente duro y producen un increíble número de ideas, muchas de ellas son malas. De hecho, la mayoría de los poemas peor escritos fueron de los grandes poetas que escritos por los poetas menos conocidos. Thomas Edison creó tres mil ideas diferentes de sistemas de iluminación antes de que hayan evaluado en practicidad y rentabilidad. Wolfang Amadeus Mozart produjo más de seiscientas piezas de música, incluyendo cuarenta y un simfonías y unos cuarenta y tantas operas y misas, durante su corta carrera creativa. Rembrandt produjo al rededor de seiscientas pinturas y dos mil dibujos y Picasso ejecutó más de veinte mil trabajos. Shakespeare escribió ciento cincuenta y cuatro sonetos. Algunos son obras maestras, mientras que otros no superan a los que sus contemporáneos podrían haber escrito, y otros son simplemente malos.

3. Debes ir a través de todo el proceso de ser creativo. Cuando estas produciendo ideas, estas restableciendo los neurotransmisores relacionados con los genes que se activan y desactivan en respuesta a lo que nuestro cerebro está haciendo, lo que a su vez responde a los nuevos desafíos. Cuando recorres los pasos para lograr nuevas ideas, estas energizando las conexiones de tu cerebro al incrementar le número de contactos entre las neuronas. Mientras más veces intentes conseguir nuevas ideas, más activo se vuelve tu cerebro y tu te vuelves cada vez más creativo. Si quieres convertirte en un artista y todo lo que has hecho fue pintar una imagen todos los días, lograrás convertirte en un artista. Tal vez no seas otro Vincent Van Gogh, pero serás un artista más que cualquiera que no lo haya intentado.

4. Tu cerebro no es una computadora. Tu cerebro es un sistema dinámico que desarrolla sus patrones de actividades en lugar de computarlos como una pc. Este se nutre de la energía creativa que se realimenta de las experiencias reales o ficticias. Puedes sintetizar las experiencias; literalmente creadas en tu imaginación. El cerebro humano no puede reconocer la diferencia entre una experiencia 'actual' de una experiencia imaginada vivamente en detalle. Este descubrimiento es lo que permitió a Albert Einstein crear sus experimentos mentales con escenarios imaginarios que lo llevaron a sus revolucionarias ideas sobre el espacio y el tiempo. Un día, por ejemplo, él imaginó enamorarse. Luego imaginó conocer a la mujer de la que se enamoraría dos semanas después. Esto lo llevó a su teoría de la causalidades. El mismo proceso de sintetizar experiencias permitió a Walt Disney llevar sus historias fantásticas a la vida.

5. No hay una respuesta correcta. La realidad es ambigua. Aristóteles dijo que esto es A o no-A. Pero no es ambos. El cielo o es azul o no es azul. Este es el pensamiento blanco-negro aunque el cielo es de millones de tonalidades diferentes de azul. Los físicos descubrieron que la luz puede ser tanto una partícula como una  onda dependiendo del punto de vista del observador. La única certeza en la vida es lo incierto. Cuando tratas de tener ideas, no las censures o las cuestiones a medida que aparezcan. Piensa en todas tus ideas como posibilidades y genera tantas como puedas antes de decidir cuál seleccionar. El mundo no es blanco o negro, es gris.

6. No te detengas con tu primera buena idea. Siempre esfuerzate por conseguir una mejor y continuar hasta que tengas una mejor todavía. En 1862, Phillip Reis demostró su invento con el cual podía transmitir música a través de cables. Estuvo a días de hacerlo un teléfono que podía transmitir la voz. Cada experto en comunicación alemán lo disaudió de hacer mejoras, ellos decían que el telégrafo era suficiente. Nadie iba a comprar o usar un teléfono. Diez años después, Alexander Graham Bell patentó el teléfono. Spencer Silver desarrolló un nuevo adhesivo para 3M que unía objetos pero que fácilmente se separaban. Fue el primero en salir al mercado como un adhesivo de marcador que podía fácilmente ser movido de un lugar a otro. No había mercado para esto. Silver no lo descartó. Un día Arthur Fry, otro empleado de 3M, estaba cantando en el coro de la iglesia cuando su marcador se calló de su himnario. Fry cubrió su página con el marcador de Silver. A partir de entonces nacieron las Notas Post-it. Thomas Edison siempre estaba tratando de lanzar de una idea a otra en su trabajo. Usó como plataforma su trabajo con el teléfono (transmisión de sonidos) al fonógrafo (registro de sonidos) y, finalmente lo llevó al las imágenes (registro de imágenes).

7. Esperar de los expertos que sean negativos. Cuando más especializada y experta se vuelve una persona, más se estrecha su forma de pensar y cuanto más se obsesiona en confirmar que sus creencias son absolutas. Consecuentemente, cuando se confrontan con nuevas ideas, su atención se centrará en la conformidad. ¿Esto es conforme a lo que creo que es correcto? Si no es así, los expertos pondrán todo su tiempo en demostrar y explicar que no se puede hacer y por qué no va a funcionar. No buscarán maneras para que funcione o se realice, porque esto demostraría que lo consideran como algo absoluto no lo es en realidad. Es por esto que cuando Fred Smith creó Feredal Express, cada experto en reparto de los Estados Unidos predijera su certero final. Después de todo, decían ellos, si este concepto de entregas fuera realizable, la Oficina de Correo Postal o UPS (por sus siglas en inglés) lo habría hecho hace mucho tiempo.

8. Confía en tus instintos. No te permitas a ti mismo ser desanimado. Albert Einstein fue expulsado de la escuela porque su actitud provocaba un efecto negativo en los estudiantes serios; falló en su examen de ingreso a la universidad y debió asistir a una escuela de oficio un año más para finalmente poder ser admitido; fue el único graduado de su clase que no tuvo un cargo de profesor porque ninguno sus maestros quiso recomendarlo. Un profesor dijo de Einstein que era 'el perro más vago' que la universidad haya tenido alguna vez. A los padres de Beethoven se les dijo que él era muy estúpido como parar ser compositor de música. Los colegas de Charles Darwin lo llamaban un tonto y que lo que estaba haciendo eran 'experimentos estúpidos' cuando trabaja en su teoría de la biología evolutiva. Walt Disney fue despedido de su primer trabajo en un periódico porque 'carecía' de imaginación. Thomas Edion tuvo solamente dos años de formación escolar, era totalmente sordo de un oído y le costaba mucho oír con el otro, fue despedido de su primer trabajo como vendedor de diarios y más tarde despedido de su trabajo como telegrafista, y aún así se convirtió en el más famoso inventor en la historia de los Estados Unidos.

9. No existe eso del fracaso. Siempre que intentes hacer algo y no lo logres, no has fallado. Has aprendido algo que no va a funcionar. Siempre preguntate '¿Qué he aprendido de por qué esto no funciona?', '¿Puede esto explicar algo que no esperaba que sea explicado?', y '¿Qué he descubierto que no tenía intención de descubrir?'. Siempre que alguien te diga que esa persona nunca se equivocó, estas hablando con alguien que jamás intentó algo nuevo.

10. No ves las cosas como son, las ves como tu eres. Interpreta tus propias experiencias. Toda experiencia es neutral. No significan algo. Tu les das un significado según el modo que eliges interpretarlo. Si eres un sacerdote, tienen evidencias de Dios por todos lados. Si eres un ateo, verás la ausencia de Dios por todo lados. IBM observó que nadie en el mundo tenía una computadora personal. IBM interpretó que esto significaba que no había ningún mercado. Unos desertores universitarios, Bill Gates y Steve Jobs, se fijaron en la misma ausencia de computadoras personales y vieron una oportunidad enorme. Un asistente de Edison le preguntó por qué no se rendía. 'Después de todo' dijo él, 'tu has fallado cinco mil veces.' Edison lo miró y le dijo que no entendía lo que le quería decir con fallar, ya que Edison le contestó 'He descubierto cinco mil cosas que no van a funcionar.' Tu mismo construyes tus propia realidad según como elijas interpretar tus experiencias.

11. Siempre aproximate al problema en sus propios términos. No confíes en tu primera perspectiva del problema, ya que es demasiado sesgada como para una forma habitual de pensar. Siempre mira el problema desde múltiples perspectivas. Recuerda siempre que un genio está buscando una perspectiva que nadie había considerado antes. Buscá diferentes maneras de encarar el problema. Escribe el estado del problema muchas veces usando diferentes palabras. Toma otro rol, por ejemplo, cómo lo vería otro, ¿cómo lo vería Jay Leno, Pablo Picasso, George Patton? Has un dibujo del problema, un modelo, o un molde de escultura. Sal a caminar y fijate qué cosas puede representar metafóricamente y fuerza las conexiones entre aquellas cosas y el problema (¿Cómo una vitrina rota se puede relacionar con mi problema de comunicación con los alumnos?). Preguntale a tus amigos y a extraños cómo ven ellos el problema. Preguntale a un niño. ¿Cómo haría un niño de diez años para resolverlo? Preguntale a un abuelo. Imagina qué tu eres el problema. Cuando cambias el modo que ves las cosas, las cosas que ves cambian su aspecto.

12. Aprende a pensar de modo no convencional. Los genios creativos no piensan analíticamente y lógicamente. Pensadores convencionales, lógicos y analíticos son pensadores que excluyen toda información no relacionada con el problema. Buscan modos de eliminar posibilidades. Los genios creativos son pensadores inclusivos que implica una búsqueda para incluir todo, aún cosas que son disimiles o totalmente inconexas es lo que provoca distintos patrones de pensamiento en el cerebro. Estos nuevos patrones llevan a nuevas conexiones que dan una manera diferente de centrarse en la información y en modos diferentes de interpretar en cómo nos centramos. Así es cómo verdaderas y originales novelas son creadas. Albert Einstein dijo una famosa frase 'la imaginación es más importante que el conocimiento. Porque el conocimiento está limitado a todo lo que conocemos, mientras que la imaginación abarca el mundo entero, junto con todo lo que se conocerá y comprenderá.'

Finalmente, la creatividad es paradójica. Para crear, una persona debe tener conocimiento pero debe olvidar ese conocimiento, debe ver conexiones inesperadas entre las cosas sin que esto implique un problema mental. Debe trabajar duro pasando tiempo haciendo nada para que la información se incube, debe crear muchas ideas aunque casi todas sean inútiles. Debe ver las cosas como todos los demás, sin embargo, ver algo diferente. Debe desear el éxito y aceptar el fracaso. Debe persistir pero no obstinarse, y debe escuchar a los expertos sin hacerles caso.

Publicado en creativitypost.com, artículo original.
Traducido por Tadeo.

1 comentario:

Bellis dijo...

Muy bueno! Realmente interesante y recomendable para las escuelas. A veces puede costar mucho, a mí me cuesta por ejemplo, pero a veces hay que abrirse a lo nuevo o poco probable aunque pueda parecer absurdo.

Saludos!